miércoles, 13 de febrero de 2008

cuando pase el temblor

La noche de ayer me quedé a trabajar, sí, casi toda la noche. Y fue poco antes de las 7 cuando empecé a sentir una especie de mareo, me senté bien en mi silla y continuó, entonces me dí cuenta que no era yo, era el edificio.

Crujía su estructura, no sé bien qué era lo que sonaba: si las ventanas, las columnas o los refuerzos de acero (nada estéticos) tipo esqueleto que le fueron agregados al edificio de la contraloría a raíz de los sismos de 1985. Ya me han tocado sismos fuertes, uno de los que más recuerdo fue cuando estaba arriba de una escalera pintando una ventana de un segundo piso y descendí de manera casi malabárica.

El sismo de ayer fue nuevo para mi, no es lo mismo un sismo en mi casa a las faldas de un volcán inactivo, a uno en el centro, de 6.7 grados, en el séptimo piso, todavía algo oscuro y en un edificio sentido por otros temblores, realmente es otra experiencia. Y aún con tanta "cultura" de los sismos que hay en el D.F. no supe que hacer, sólo me quedé en mi lugar. Lo chido: no se fue la electricidad, ni el internet y por lo tanto estuve monitoreando los diarios y el sistema sismológico nacional.

3 comentarios:

ixmael.arts dijo...

:P
Aunque no entiendo porque te pusiste a ver el sistema sismologico.
Me creeras que no sentí nada, a esa hora ya estaba despierto y pensando en no sé qué, pero en verdad no sentí nada.

Oscar Islas L. dijo...

pues porque es de los primeros lugares si no el primer lugar donde se publica la información de los sismos, creo que se hace de manera automática ...

ixmael.arts dijo...

Oui, pero no entiendo porque no saliste y te fuiste a desayunar hasta tu casa poniendo de pretexto el susto que te llevaste por el temblor :P